Fotografías Casa H: paula-monroy.com

De Cara a la Ola

 

A borde de un camino de tierra rodeados de añosos eucaliptos y cipreses, se descubre los lomajes de Punta de Lobos, Pichilemu, un paisaje solitario y elevado con el mar en su horizonte de una de las mejores olas del mundo.

La casa se sitúa en terreno con pendiente, por eso la importancia de respetar e integrar a las construcciones vecinas. Esta premisa acaba configurando la planta y posterior volumetría que refuerzan la voluntad de orientarnos hacia el paisaje.

Tratándose de un refugio de vacaciones, se proyectan dos volúmenes, un gran volumen público correspondiente al primer y segundo nivel, con una organización interior abierta de doble altura, que facilita la comunicación entre espacios con orientación al abierto paisaje en su lado largo.

El otro volumen de carácter privado ubicado en segundo nivel está destinado a un espacio más íntimo enmarcando al mar y las olas de Punta de Lobos.

Se consideró una materialidad sencilla, utilizando madera local. La fachada ventilada un sistema utilizado donde el revestimiento de madera instalado horizontalmente permite mayor aislación térmica y también una configuración que sintetizan la propuesta y ayudan a verla como un refugio vacacional.

Planta primer piso

Planta segundo piso

© 2019  CO.